contenido
 

Globalización Digital – exportaciones online, primera parte

Gordana_120x120.png

Gordana Majnaric    16/02/18

Marketing industrial, Marketing online internacional

 

Dentro de las medidas, puestas en marcha como la Estrategia de Internacionalización de la Economía Española que se publicó en Septiembre del 2017, cabe destacar que dicha medida va acompañada por otras medidas, como el Plan Acción Empresa Digital 2020. El Plan Acción Empresa Digital 2020 dedicará  30 millones de euros a PYMES para apoyarlas en su transformación digital. 

 

La cultura digital está todavía en fase de asentamiento en la empresa española/andaluza. El gobierno ha entendido que hay que sensibilizar a los empresarios de pequeñas y medianas empresas para que vayan a invertir en su transformación digital. No existe una conciencia de una transformación digitalmente hablando. Existen todavía resistencias al respecto que ponen por delante dificultades como el coste y una cierta desconfianza. El nivel de digitalización en las empresas andaluzas está por debajo de la media española. Un estudio de la CEA indica que – según sus encuestas – las empresas todavía están plenamente volcadas en el cliente no digital. A pesar de la función de los gerentes de abrir nuevos mercados y clientes, no se ve la evolución hacia la orientación al cliente digital. La economía dual en Andalucía es la protección del control en el mercado tradicional. De ahí surgen miedos ante dicha transformación - aparte del miedo de una inversión tecnológica “en vano” o de posible fracaso.

 

Pero los valores en internet están cambiando el comportamiento del consumidor – tanto en el B2C como en el B2B (industria 4.0). Las personas pagan por sensaciones que están estrechamente conectados a la generación del valor de un consumidor individualista que tiene ante sus ojos el medio internet gratis que le permite buscar, comparar y valorar antes de decidir su compra. Lo que suena tan obvio y lo que tanto se practica en otros países europeos desarrollados, en Andalucía parece una paradoja. Pues el consumidor español ya se comporta de forma casi 100% digital pero las empresas pymes aún no están preparadas y eso que ya no se puede hablar de transformación sino de que quien no la entiende pronto, no tendrá ningún papel protagonista en la “jungla” de internet. 

 

La internacionalización como objetivo principal de las empresas

Los datos de la CEOE en su informe del “Panorama Económico” de noviembre apuntan a que  “La incertidumbre política y económica que ha generado la crisis en Cataluña está afectando fundamentalmente al turismo y a algunos componentes del consumo privado.”, y que “Los indicadores coyunturales ya apuntaban a un comportamiento positivo de la economía(…) cuyo dinamismo  habría estado liderado por el buen comportamiento del consumo y de la inversión, sobre todo en la industria de la construcción, al tiempo que también se aceleraron exportaciones e importaciones, en línea con la favorable evolución de la demanda externa.”

 

El 12 de septiembre se reunió la Comisión de Relaciones Internacionales. Se abordaron diversos aspectos relacionados con las políticas de apoyo a la internacionalización de la economía española y la política comercial. Según datos, las cifras de las exportaciones en el primer semestre 2017 aumentaron un 10%. El Gobierno español aprobó también la Estrategia de Internacionalización de la economía española 2017-2027.

 

En este marco de internacionalización, hay objetivos concretos que se tienen que alcanzar. Entre ellos encontramos los siguientes, más importantes:

_Conseguir que las exportaciones pasen de 250.000 millones de euros a 400.000 millones de euros en 2027.

_Alcanzar 60.000 empresas exportadoras regulares en 2027, habiendo en la actualidad en torno a las 50.000 empresas.

_Obtener un stock de inversión extranjera directa en España de 500.000 millones de euros en 2027.

 

Es la primera vez que se establecen objetivos generales hasta el 2027.

Lo que más destaca es el marco por el cual va acompañado este objetivo: se hace especial hincapié a la innovación, la tecnología, la marca y la digitalización como factores claves para incrementar la presencia de los productos españoles y servicios en el exterior. ¹

 

Sensibilizar las PYMEs sobre la importancia estratégica de la internacionalización

Todavía existe una escasa propensión a exportar de la PYME. Tiene que haber más esfuerzo para incorporar la agenda digital en los modelos de negocio, la creciente cultura de internacionalización entre empresas y un cambio de mentalidad sobre el papel clave de la internacionalización.

 

La evolución de las empresas exportadoras 
En el 2017, las exportaciones registraron una nueva cifra récord con un valor 277.126 millones de euros, un 8,9% más que el año anterior. En 2017 aumentó un 8,5% el número de exportadores sobre 2016, hasta los 161.454. El número de exportadores regulares (los que llevan cuatro años consecutivos exportando) creció un 1,5% hasta los 50.562.²

 

Las exportaciones dirigidas a la Unión Europea representaron el 66,8% del total 

(66,6% en el mismo mes del año anterior) y subieron un 6,1% interanual. Las exportaciones a destinos extracomunitarios representaron un 33,2% del total (33,4% en junio de 2016) y ascendieron un 5,0% respecto al mismo mes del año anterior. ¹

¿Cuáles son los destinos de las empresas españolas?
El 60% de las pequeñas empresas exporta a nuevos destinos. La predilección por destinos europeos parece comenzar a revertirse. 6 de cada 10 empresas han introducido un nuevo Estado como destino de sus exportaciones en los últimos cinco años porque – entre otras cosas – la rentabilidad es mayor. ¹

 

 

 

¹ Comisión de Relaciones Internacionales (CEOE, 12 septiembre 2017)

² Ministerio de Economía, Industria y Competitividad